viernes, 30 de diciembre de 2011

Despidiendo el año, vestida de rojo

A pesar de la hora tan tardía, no quisiera irme sin desearos a todos una muy feliz entrada de año 2012, con las uvas recién tomadas, con la copa de champan o sidra en la mano y vistiendo algo rojo para llamar a la suerte, como es la costumbre.

Olvidemos rencillas y antipatias absurdas, hagamos un repaso de nuestros errores y y empecemos de nuevo, y con buen pie. Que el año entrante no nos pille de mal humor por nada y por nadie.

Feliz 2012 a todos!! Y hasta el año próximo!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario